Rocersa

HISTOIRE

(Español) Dos grandes amigos y expertos en maquinaria cerámica, Pedro Llop y Antonio Piquer, deciden en 1.977 fundar su propia empresa. Conocen perfectamente el sector cerámico y tienen la cabeza llena de ideas. Así pues, Rocersa comienza su andadura en Villareal con unas pequeñas pero vanguardistas instalaciones. En muy poco tiempo se adelanta a las modas con la producción de revestimientos de grandes formatos, y marca las tendencias decorativas en revestimientos para los siguientes años. La empresa fue poco a poco aumentando su tamaño y la relevancia de sus productos. Rocersa se adapta inmediatamente a la monococción y continúa innovando con sus grandes formatos. El 1.989, forma parte del primer centro de Europa en transformación de arcilla a tierra atomizada. Es la primera del sector cerámico que trabaja con cogeneración de energía y recuperación del calor. En 1.992 se compran y se amplían nuevas plantas de producción en Nules, y se instalan nuevos hornos para la fabricación de pavimentos de gres. Continuando en esta línea de expansión, en 1.998 se adquiere la planta de Alcora. Por motivos de mejora de la productividad y de la calidad del producto, en 2.008 se fusionan todos los centros productivos en Alcora, transformando esta factoría en una de las fábricas cerámicas más avanzadas y capacitadas del Mundo. En la actualidad, Rocersa se sigue manteniendo en la vanguardia cerámica. Hoy el Grupo Rocersa se mueve entre las primeras empresas líderes nacionales de cerámica, y ocupa uno de los puestos más destacados en exportación a nivel mundial. Sobre la mesa hay proyectos para revolucionar el sector cerámico 35 años más. Todas estas iniciativas, estas ideas, este esfuerzo, han hecho que los fundadores de Rocersa hayan sido frecuentemente galardonados como los empresarios más activos y de más éxito en el sector cerámico.